¿Qué está diciendo tu web de tu negocio?

 

credibilidad

Ya está, por fin tienes la página web de tu negocio funcionando. Un paso más en el duro camino para hacer realidad, o consolidar, tu proyecto empresarial.

Sin embargo algo no va bien. No estás satisfecho. Es cierto que te has gastado un dinero que probablemente podrías haber utilizado en otras cosas, pero la web es un elemento esencial para tu negocio, necesitas decir dónde estás, poner los teléfonos de contacto, los horarios de los cursos o los diferentes productos que estás comercializando… Pero el resultado no es bueno, no funciona, no trasmite todo el duro trabajo que has realizado hasta llegar aquí, la web no vende, no comunica las bondades de tu producto…

Esta situación la hemos visto en muchas ocasiones, clientes que después de haber invertido dinero en la realización de su web tienen que empezar de nuevo porque lo que se ha realizado no cumple las expectativas…

El aspecto de nuestra web es de vital importancia, en apenas unos segundos (muy pocos segundos) los visitantes decidirán si continuan o no con la visita. En ese tiempo debemos de ganarnos su interés y confianza, es decir, debemos de ganar credibilidad.

El aspecto visual de tu web es el elemento más importante para determinar la credibilidad de un sitio web, más incluso que los propios contenidos, no lo decimos nosotros, así lo indica un estudio del Laboratorio de Tecnología Persuasiva la Universidad de Stanford “What makes a website creíble?” en donde se pone en evidencia que las personas no emplean criterios rigurosos para evaluar la credibilidad de un sitio web, el 46,1% de las personas participantes señalaron que el diseño visual es el factor más utilizado para valorar si una web es creíble.

En este punto conviene recordar que los psicólogos desde hace años estudian el binomio ser-parecer, parecer buen profesional es frecuentemente interpretado como ser buen profesional.

Por lo tanto que debemos hacer si queremos ganar credibilidad y no tirar el dinero

1. El diseño de tu web debe ser profesional y acorde con lo que representa.

Esto no es una cuestión solo de dinero. No depende de la inversión. Puedes tener una web que te haya costado mucho dinero y a pesar de eso que su apariencia general sea muy deficiente, o puedes tener una web gratuita (si estás mal de dinero este recurso te puede interesar ) y que su aspecto sea contundente y muy profesional.

Las preguntas que tenemos que contestarnos son ¿Hay coherencia entre los elementos gráficos usados y el concepto general de nuestro negocio?, ¿lo propuesto tiene sustento?, ¿el visual es adecuado?

2. Tu web debe decir realmente lo que haces

En ella se debe especificar con claridad cuál es tu oferta, cuáles son tus contenidos, los servicios que proporcionas o productos que comercializas, pregúntate si permite al visitante llegar a ellos con facilidad.

¿se entiende en qué consiste mi negocio?, ¿se puede navegar y encontrar los contenidos fácilmente?, ¿el tono de los mensajes es armónico?

3.- En tu web conviven en armonía los diferentes elementos que la componen

Todo diseño debe tener cierta armonía visual, la relación entre los diferentes elementos y el espacio que los contienen debe de ser la adecuada y la jerarquía de mensajes estar expresada correctamente. Los elementos gráficos utilizados: tipografía, imágenes, iconos, etc. deben ser los apropiados para tu contenido.

¿El mensaje principal es realmente lo primero que se aprecia en la web?, ¿la jerarquía de contenidos es clara?, ¿se ha usado un sistema de guías y rejillas para ubicar los elementos del diseño?

4.- Tu web debe ofrecer información contrastable

Decir que eres el mejor, tienes el mejor producto, o das el mejor servicio, esta muy bien, seguramente tus amigos y familiares así lo piensan, pero ¿Por qué han de creerte los visitantes que no te conocen?.

La credibilidad se tiene que ganar, para ello es esencial que apoyes lo que dices con informaciones contrastables. Poner enlaces a fuentes externas que avalen lo que estás diciendo es uno de los elementos más importante para ganar credibilidad en la red.

5. Tu web debe ser el escaparate de un negocio real

Te ha costado mucho llegar hasta donde estás, muestra que existes realmente, que el trabajo se realiza en un lugar concreto, que no se trata de una empresa fantasma que solo existe en Internet. Cuantos más datos puedas ofrecer mejor: direcciones, fotos, números de registro, nombres de colaboradores, empleados, etc.

CONCLUSIÓN

La reputación Online es un elemento imprescindible para convertir visitas en ventas. Una imagen descuidada, o poco profesional, es uno de los factores que más daño puede hacer a nuestra credibilidad. No depende de que tengas dinero a no, depende de lo que somos capaces de transmitir y de lo que somos capaces de movilizar en nuestros potenciales clientes.

Tu web es el escaparate virtual de tu negocio, puede tratarse de un negocio pequeño pero es tu negocio (todas las grandes marcas fueron pequeñas en algún momento). Seguramente tienes en la memoria pequeños comercios muy rentables que estaban excelentemente puestos y atendidos.

Ahora te invito a volver a tu web y a reflexionar sobre lo que estamos hablando ¿te parece exagerado lo que decimos?, nos encantará saber tu opinión…

 

(Nota: Las infografias mostradas se han realizado usando elementos y plantillas de libre uso de Freepik)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Bahay Diseño y Comunicación
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de CDmon dentro de la UE. Ver política de privacidad de CDmon (https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.