TimeLine para arruinar tus tarjetas comerciales

Le has dado tu tarjeta comercial a un cliente e inmediatamente te has arrepentido…, no estás contento porque sabes que realmente la tarjeta no representa los servicios que puede aportar tu empresa.

Esta es una situación real que se da más veces de lo que parece, las tarjetas comerciales siguen siendo una herramienta necesaria que tarde o temprano tendremos que usar. No llevar oportunamente una tarjeta a mano puede significar la perdida de un potencial cliente, pero también una tarjeta mal diseñada o pobremente conceptualizada puede producir el efecto contrario al que pretendemos conseguir.

Aquí os dejamos el timeline para arruinar tus tarjetas comerciales:

TimeLine_Tarjetas

1. No indiques a que te dedicas, mejor que el cliente tenga que averiguarlo.

2. Pon el teléfono de contacto lo más pequeño posible, escondido, o mejor no lo pongas.

3. Pon tu correo personal, el que compartes con los amiguetes, así sabrán como eres realmente, ositopelon@yahoo.es

4. No pongas redes sociales, total que más da…, nunca te han gustado.

5. Pon una imagen que ocupe toda la tarjeta con una promoción que finalice en dos días y que nunca más se vaya a repetir.

6. Usa un material pesado, desagradable, y con un formato que no puedas meter en el bolsillo.

7. Imprime las tarjetas con tu impresora en un papel de 80 gramos y por supuesto solo por una cara.

8. El diseño hazlo tú mismo, siempre has sido un “crack” del PowerPoint.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Bahay Diseño y Comunicación
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de CDmon dentro de la UE. Ver política de privacidad de CDmon (https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.