Web to print. Errores comunes

Si estás empezando con tu propio negocio muy probablemente tu presupuesto para los trabajos de imprenta será reducido. Así que si quieres mantener a raya los costes de tus folletos, catálogos y demás piezas impresas tendrás que recurrir a servicios Web to Print  (solicitud de impresiones mediante servicios web), o entregar a la imprenta el trabajo lo más cerrado posible para que el técnico de preimpresión de la imprenta no tenga que intervenir y el presupuesto no se dispare.

La realidad es que en los últimos años casi todas las imprentas piden a sus clientes un pdf cerrado. En algunas incluso no se admite otro formato. De esta forma la imprenta puede ajustar los precios (la crisis obliga) pero también deja en tus manos la responsabilidad de entregar correctamente preparado el documento para la impresión.

Indudablemente lo ideal es contar con un profesional que pueda hacer el trabajo de preimpresión correctamente, en ocasiones la propuesta de diseño olvida aquellas fases y técnicas necesarias para que los archivos digitales que se entregan a la imprenta puedan generar de forma optima las planchas de impresión, o no se tiene en cuenta el medio en el que se va a imprimir finalmente. Todo esto parece una labor sencilla, pero no lo es, y es una de las causas de que muchos trabajos se echen a perder o eleven notablemente el presupuesto final.

Así que si no quieres sustos de última hora, o ver como el aspecto de tu trabajo impreso es decepcionante, tendrás que prestar atención a este tema, te guste o no, y tendrás que asegurarte de no cometer ciertos errores:

1. Archivos en modo CMYK
Los archivos que envíes a imprimir tienen que estar en modo CMYK, esto es debido a que las imprentas logran los colores mediante la mezcla de cuatro tintas: cian, magenta, amarillo y negro. Debes de tener en cuenta que la mayoría de imágenes y recursos gráficos que usamos en nuestros ordenadores están en modo RGB, por lo tanto deberás cambiarlos (incluso en estudios profesionales esta regla se olvida en muchísimas ocasiones, provocando los consabidos retrasos y trastornos). En el supuesto de que vayas a imprimir usando tintas planas tendrás que fijar cada color en su correspondiente Pantone. Hablaremos próximamente de tintas planas.

2. Marcas de corte
Se trata de unas pequeñas marcas (finas rayas en las esquinas) que sirven para indicar el lugar exacto por donde tiene que cortar la guillotina. Las marcas de corte se sitúan de modo que cuando el papel se corta, queden fuera y no se vean en el producto acabado. Suelen ser imprescindibles en tarjetas comerciales, revistas y formatos poco habituales.

3. Sangrado
Con las imágenes que llegan hasta el mismo borde del papel necesitamos asegurarnos de que al cortar con la guillotina no se cuele espacio en blanco entre la imagen y el borde. Para ello la imagen debe sobresalir unos milímetros fuera del formato final de la página. Ese espacio sobrante es lo que se denomina sangre o sangrado. Lo habitual es establecer un sangrado de dos o tres milímetros.

4.- Resolución de imágenes
Las imágenes que usemos en nuestros documentos deben de tener una resolución de 300 pixeles por pulgada (al tamaño original al que vayan a ser reproducidas). Es muy común pensar que la foto servirá porque la vemos muy bien en el monitor de nuestro ordenador sin darnos cuenta de que la resolución de un monitor es de 72 pixeles por pulgada, muy inferior a los 300 necesarios para obtener una calidad optima en imprenta.

5. Imprimir negros intensos
Cuando tenemos que imprimir una masa grande de negro es conveniente enriquecer ese negro con un porcentaje de cian, magenta y amarillo. Los porcentajes adecuados serán 100% de negro, 25% de magenta, 25% de cian y 25% de amarillo. El resultado después de imprimir será un negro muy intenso. Para los textos siempre selecciona solo negro, nunca se añade otra tinta.

6. Errores de Sobreimpresión
Los programas de autoedición suelen tener la opción de sobreimprimir (hay situaciones en las que es aconsejable su uso), a veces esta opción está activada por defecto, el resultado puede ser que se visualicen elementos que deberían de estar tapados por otros o, por el contrario, elementos que deberían aparecer no se visualicen. Es un tipo de error muy común cuando importamos un documento de otro formato diferente. No te olvides de ver la Previsualización de salida en tu documento pdf para identificar y corregir los errores de sobreimpresión.

7.- Archivos PDF
PDF es el acrónimo en inglés de Portable Document Format, “formato de documento portátil”, es un formato de almacenamiento para documentos digitales que se caracteriza por ser independiente de las diferentes plataformas de software o hardware, por lo que puede conservar la apariencia del documento en cualquier tipo de computadora, es decir, se visualizará exactamente igual en cualquiera que sea la plataforma donde se haya descargado el archivo. Debido a esta capacidad, el formato PDF se ha convertido en un patrón mundial de distribución de documentos. Se trata de un formato de tipo compuesto lo que le permite manejar imagen vectorial, mapa de bits y texto y es la mejor manera de asegurarnos que lo que mandamos a imprenta sale tal y como queremos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Bahay Diseño y Comunicación
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de CDmon dentro de la UE. Ver política de privacidad de CDmon (https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.