Coherencia visual: La clave para comunicar tus competencias y capacidades

Solo necesitamos unos pocos segundos para decidir si la web que visitamos será de nuestro interés. Los expertos nos alertan de que los 10 primeros segundos son críticos, si en esos 10 segundos no encontramos la información que estamos buscando abandonaremos la web de inmediato. Así de duro y así de simple. No tienes más que fijarte en tu propio comportamiento cuando estás buscando información.

Pero, ¿cuáles son las claves que hacen que permanezcamos en una página?, ¿qué es lo que impide que no abandonemos antes de 10 segundos?

Al margen de aspectos puramente técnicos que influyen de forma directa, como son la carga rápida de contenidos, una correcta navegabilidad, vínculos de interés, etc. La razón principal de que permanezcamos en una página es la percepción de que encontraremos aquello que estábamos buscando y que además se nos mostrará de forma profesional y efectiva. Es decir, vislumbramos las competencias y capacidades adecuadas para resolver la necesidad de nuestra consulta.

En realidad, lo que buscamos de forma inconsciente, son pistas que confirmen y ratifiquen aquellos elementos que consideramos deseables en una buena organización o en un buen profesional:

  • Honestidad y coherencia: Todos esperamos que no nos engañen. Honestidad y coherencia son valores que deben ser consustanciales a una marca o negocio.
  • Cumplimiento y responsabilidad: Queremos tener la certeza de que se cumplirá con los compromisos adquiridos.
  • Permanencia: a todos nos gusta saber que la organización no desaparecerá en unos días y nos podrá dar soporte
  • Información fluida: esperamos estar bien informados para poder tomar decisiones.
  • Soluciones: confiamos que frente a posibles problemas nos puedas dar soluciones o alternativas

La batalla de los diez segundos

En consecuencia, transmitir los valores, competencias y capacidades de una forma eficaz y rápida, se convierte en un asunto de primer orden. Tenemos apenas diez segundos para lograr que la visita no abandone nuestra página. Diez segundos es muy poco tiempo para un análisis racional. En diez segundos no nos da tiempo a leer prácticamente nada, no nos da tiempo analizar las diferentes secciones de una web, ni nos da tiempo a profundizar en ningún aspecto. Sin embargo, diez segundo para la percepción visual es una eternidad.

Si queremos salir indemnes de la batalla de los diez segundos debemos hacernos aliados de la percepción, y más concretamente, de lo que los diseñadores llamamos coherencia visual.

Coherencia visual

La coherencia visual es el conjunto de normas que de forma libre adoptamos para crear un estilo gráfico determinado, y nos permite dotar de significado y personalidad a nuestra marca. Gracias a la coherencia visual podemos transmitir de forma eficaz nuestras competencias y capacidades.

Es importante entender que muchos de las características o elementos que usamos para lograr la coherencia visual no son producto de modas o tendencias gráficas. Nacen de la comprensión de como funciona la percepción visual y están basados en una lógica y un sentido probado.

La coherencia visual se basa en gran medida en la psicología de la percepción visual. A principios del siglo XX los psicólogos de la Gestalt, formularon la primera teoría sobre la percepción visual, “La percepción está organizada, no percibimos elementos independientes unos de otros, sino más bien interrelacionados, en conexión mutua”. Los psicólogos de la Gestalt también formularon una centena de principios de organización perceptual. Si quieres profundizar en este tema te recomiendo este enlace: Psicología de la Percepción Visual.

¿Cómo lograr la coherencia visual?

Como decíamos anteriormente la coherencia visual se basa en un conjunto de normas que de forma libre adoptamos para crear un estilo gráfico determinado.

Ese conjunto de normas podemos organizarlas en tres grandes bloques. Las particularidades de cada bloque y como se relacionan entre sí unos con otros, determinará la coherencia visual de tu negocio. Cuanto más rigurosos seamos en sus usos, más coherente resultará nuestra imagen, y por tanto estaremos transmitiendo de forma más efectiva nuestras competencias y capacidades.

Uso del logotipo

A pesar de que todos somos conscientes en mayor o menor medida de la importancia de tener bien definido nuestro logotipo, son muchas las empresas que no le prestan la atención adecuada. El logotipo es el signo gráfico formado por imágenes y letras cuya principal función es la de identificar a nuestra empresa o marca ante la audiencia, y por lo tanto, debe de estar perfectamente definido en cuanto a colores, formas y proporciones.

Es un elemento que estará presente en todas las manifestaciones de nuestro negocio. Debemos ser escrupulosos en su uso y en su aplicación a los diferentes soportes, para que no se desvirtúe con el paso del tiempo. No es raro ver como el logotipo de algunas empresas se va transformando poco a poco debido a un uso incorrecto: deformaciones de las imágenes que lo componen, cambio en las letras que lo configuran, pequeñas modificaciones de color que terminan siendo modificaciones sustanciales…

Desde el minuto uno en el que decidimos cual será nuestro logotipo, debemos intentar establecer unas normas claras en cuanto a su uso y configuración. Dónde va ha ser usado, posición que ocupará, proporciones, espacio libre a su alrededor y cuantos criterios consideremos importantes para su correcta reproducción.

No ser rigurosos en este sentido, es uno de los factores que peor imagen proyecta y nos hace parecer poco profesionales y serios.

Si aun estás desarrollando tu logotipo puedes consultar este post “Cómo construir una identidad visual mínima, viable y eficaz, para tu negocio” o “Logos que no se olvidan. Uso del espacio negativo”.

Uso de la paleta de colores

Tu logotipo vendrá definidos por unos colores, lo que ya determina de alguna forma la paleta de colores de tu negocio. La paleta de colores indica la personalidad de tu marca, genera identidad y conecta con un tipo determinado de personas. El uso de unos colores u otros nunca debe ser un capricho, es necesario tener presente la psicología del color, los beneficios que aporta a la empresa y el impacto emocional que provoca en las personas.

Para mantener la coherencia visual tendrás que elegir un color principal. Ese color ha de vertebra tu identidad visual. Usalo en todos tus comunicados y publicaciones: en tu página web, en el blog, en todo el material que entregues. Cuanto más reiterativo seas en este sentido mejor.

Te recomiendo a parte del color principal un segundo color de la misma gama cromática, te ayudará a romper la monotonía. A parte de estos dos colores puedes añadir un tercer color de contraste, opuesto al principal. Los colores de contraste o complementarios son aquellos colores que se encuentran en posiciones opuestas dentro del círculo cromático, proporcionan el mayor grado de contraste y son óptimos para destacar elementos importantes en tus piezas de comunicación. Procura no agregar más colores, solo añadirás complejidad y será mucho más difícil combinarlos de forma adecuada.

El uso del color es un tema complejo, la aplicación gratuita Adobe Color CC te ayudará a establecer una paleta de colores adecuada a tu proyecto.

Uso de las tipografías

Hay dos tipos de personas. Los que usan cientos de fuentes tipográficas en sus contenidos y los que usan la que viene por defecto en su editor de textos. El tema es relevante porque la elección de la fuente tipográfica modifica de forma determinante el mensaje.

Elige dos tipografías, no te recomiendo más, y úsalas con criterio en todas tus piezas de comunicación. Una fuente tipográfica para los textos generales, donde la característica que prime sea la legibilidad, y otra para los titulares, que podrá ser más creativa y artística. Google Fonts te lo pone muy fácil, puedes descargar la fuente que desees para usar en tus escritos, o configurar tu web y blog para que reconozca la fuente y la incorpore. Consulta Google Fonts.

Por otra parte, te recomiendo que recurras a combinaciones tipográficas que está demostrado funcionan bien. En Digital Synopsis puedes ver algunos ejemplos, con cualquiera de estas opciones obtendrás muy buenos resultados y proyectaras una imagen profesional y adecuada.

Uso de las fotografías

El cerebro humano procesa las imágenes en solo 13 milésimas de segundo. Millones de años de evolución nos han dotado de sistema perfecto (ojos-cerebro) que nos permite comprender lo que estamos viendo con la suficiente rapidez como para poder actuar y asegurar nuestra supervivencia. Estamos preparados biológicamente para procesar imágenes.

Las imágenes conectan de forma directa con las emociones, en los albores de la humanidad las primeras imágenes expresadas en pinturas estaban reservadas para el ámbito de lo sagrado. En la imagen estaba contenida la esencia de lo que se expresaba y por lo tanto, de alguna forma se poseía lo representado.

Las imágenes tienen la capacidad de impactar en el observador de una forma mucho más efectiva y rápida que cualquier otro medio; transmiten, explican o muestran de forma directa e inmediata.

Hoy en día sabemos y comprendemos el potencial de las imágenes. Con toda seguridad tu identidad visual estará constituida en gran medida por ellas. Pero como hemos visto en los anteriores apartados también deben estar sujetas a un mismo estilo. Es importante definir cual será tu estilo fotográfico, elige el tipo de imágenes que mejor se adapte a tu negocio y se coherente con él.

También es habitual realizar algún tratamiento específico a la fotografía para lograr que tu material fotográfico sea inmediatamente relacionado con tu marca: aplicar un filtro de color, poner una marca distintiva en alguna parte de la foto, añadir un elemento gráfico que se repita. Las opciones son infinitas. Lo único que deberás hacer es repetir el mismo efecto en todo el material de forma constante.

CONCLUSIÓN

Nuestro cerebro es capaz de establecer asociaciones complejas a partir de patrones visuales, por ejemplo: una estructura visual conformada por rectas es asociada a estabilidad y fortaleza, por el contrario una estructura de formas curvas la asociamos a movimiento y cambio. Los psicólogos de la Gestalt descubrieron que la percepción está organizada y estructurada de modo innato. No percibimos elementos independientes unos de otros, sino más bien interrelacionados. ‘campos de fuerza’, que interactúan y mantienen un equilibrio del que resulta una totalidad. Psicología de la Percepción Visual.

La coherencia visual no es un capricho o una moda, la coherencia visual transmite profesionalidad y ayuda a comunicar de forma eficaz tus competencias y capacidades. La coherencia visual de tu negocio o marca se logra con un estilo unificado de colores, tipografías y gráficos.

De la forma en la que se conjuguen esos elementos surgirá un estilo propio que será tu identidad. Encontrar ese estilo y ser coherente a él determinará en gran medida el éxito de tu marca. Te diferenciará de la competencia y aumentará tu volumen de ventas.

Hoy sabemos que el “todo” es más que la suma de las “partes”. La coherencia visual de tu marca o negocio es un factor determinante que incide directamente en el inconsciente de tu audiencia y, por lo tanto, te proporciona una ventaja competitiva.

Si deseas obtener una valoración completamente gratis de la coherencia visual de tu negocio pulsa este enlace, estaré encantados de hablar contigo.

Foto de portada: Kevin Laminto. Unsplash

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Bahay Diseño y Comunicación
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de CDmon dentro de la UE. Ver política de privacidad de CDmon (https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.